10/27/06

Claire Fisher
Hija menor de la familia Fisher. Niña engreída, eterna adolescente, sueña con ser artista aunque por ahora no sabe bien lo que quiere. Claire se encuentra en una crisis.


FLASHDANCE

Todo lo que Claire quería esa noche era bailar, bailar como nunca antes lo había hecho. Quería apoderarse de la pista de baile del Oso Bar, y refregarse contra esas paredes llenas de sudor al ritmo de James, y… bailar, bailar y bailar…como nunca antes lo había hecho.

Caminó una hora por la Av. Larco, eran las 10:00 p.m. y podía ver como toda la gente estaba dispuesta a divertirse.

De repente se ha dado cuenta que está sola,
que está buscando un no se qué en un no sabe dónde,
que necesita desesperadamente algo,
que no se atreve a avanzar,
que sigue pensando que está sola por esas calles miraflorinas,
que tiene miedo,
que no es capaz de ir sola al Oso bar y buscar a Rachel,
que esta cansada de estar aquí,
que esta cansada de huir,
que la primavera aun no se manifiesta,
que el Lunes tiene cita con el psicoterapeuta y no sabe que dirá
que solo quiere bailar… bailar con toda la intensidad que Jennifer Beals pusiera para Flashdance.

Suena la música, Claire está lista, se entrega a la danza, su cuerpo se ...

cruza desesperadamente,
su mente dispersa es incapaz de hacerla ver el daño que corre al bailar libremente en esta ciudad. Claire salta y vuela por lo alto y cae,
cae para sentir a Lima más cerca, más sucia, más dura que nunca.

Claire, claire, claire!!!!!!!

Lima te ha dado otra oportunidad

8 comments:

Anonymous said...

¡Woooowww! ¿Por qué seguirán haciendo castings para que los estudiantes de arte puedan estudiar arte? ¡Qué manera de torturar a los jóvenes!

Pobre Claire, todo lo que ella quería era encajar.

¡Un beso, eterno adolescente!

Juki

enrique said...

Juki, gracias por tu comentario. Sí Claire solo quería bailar y bailar.
Bueno y lo de los castings!!! o vivimos el latin american artist o q!!!
jajajajajaja

Mari said...

quiero ser claire

Max said...

Lima nunca supo nada. Nunca supo darse otra oportunidad a si misma. Nunca supo bailar, pero sabía como ser pista de baile. Sabía como hacer para que saltásemos y corriésemos y huyésemos de ella con destino a ella. Para cubrirnos de su espesa saliva atragantándonos de sus besos, porque ella es muy fácil para alguien tan difícil, porque ella es demasiado difícil para ser tan exageradamente fácil. Un día me desperté con ella al lado y la vi hermosa, hedionda, horrible, deliciosa. Le di un beso en la frente y le pagué cien dólares. Encendí mi coche y fui por todo Larco, en 28 de Julio tomé Paseo de la República, salí por Javier Prado, luego hasta el trébol a la altura del Hipódromo. No me detuve hasta llegar a la intersección con la Interstate 87. Cuando recorro el NY Thruway me doy cuenta que hasta ahora no olvido la manera de olvidarla.
P.S. Me encanta tu post.

MAS TURBADA QUE NUNCA!! said...

Rachel tambien se sentia asi , yo lo se pues la vi sola caminando por Larco, viendo si las cosas serian como en aquella otra ciudad màgica , en la cual cualquier extraño guapo le hablaba por la calle y acababa en su cama, pero no solo tenia el Oso aquel bar sudoso , y buscaba a Claire para consumir alcohol y ver a todos los extraños guapos , gracias a la gracia del alcohol, aquel nectar que Dios creo para las chicas mayores de 25, pero no la S( TODO bENAVIDES,ENCALADA, JOCKEY) paso y se la llevo antes DE QUE PUDIESE ENCONTRAR A SU YUNTA Y ASI LLEGO A SU CASA , DURMIO Y TUVO EL MISMO SUEÑO!!

Yumi said...

A mi me gusta mucho Claire.
Desde que vi Six feet under me indentifique con ella...
que pena que termino, llore mucho cuando se fue sola en su carrito.
Lindo post!

Anonymous said...

Cerrado y protegido, pequeño y débil. Cuando Lima está molesta se siente más poderosa.

Lo que pasa es que no quiere sonreír porque se sentía vulnerable.

enrique said...

Así es Lima, Lima, tantas veces Lima.
Lo único que escucho es como todos queremos abandonarla, y como ella nos empuja a este baile incansable, un baile de ruido, de "reggaeton de combi" y de violencia insaciable.
Así es Lima, así me golpea para recordar que aquí no puedes bailar solo.

beso,
E.