8/10/10

Respirando el invierno limeño


Algunas ideas para sobrellevar estos días

El invierno de Lima, este que dicen no es radicalmente frío como otros lugares, nos sigue jugando malas pasadas. Respiramos agua, nos mojamos con pequeñas garúas que escarchan las pistas como si un piso lleno de purpurina plateada nos invitase a recorrerla en medio del mejor y más digno pasacalle festivo.

Una fiesta en medio del agua, la neblina y el cielo gris.

Una fiesta privada que obliga a muchos a reencontrarse con ciertos rituales invernales que nos acercan al calor de nuestro hogar.

Una taza de té caliente, la visita de amigos, interminables filas de películas para ver, una taza de chocolate caliente, muffins. El invierno también nos hace reencontrarnos con nuestros edredones de plumas, dormir en cucharita, abrazarnos más, dormir hasta tarde muy abrigados.

El frío también nos permite apreciar la ciudad desde otra perspectiva, integrarnos a ella. En este juego de pasacalles de plata, también es rico caminar un poco y tener un bonito reencuentro con el cielo blanco, poner un poco de música y caminar por un par de calles en Miraflores.

3 comments:

Julian said...

Pasacalles de plata en invierno.
Gracias por la imagen, hace nuestra ciudad más bella :)

enrique said...

Todo está en nuestra mente, en cómo miramos y sentimos.

Beso,
e.

Raquel Esquives said...

Me encanta, ahora gracias a ti las pistas miraflorinas son más bellas y el chocolate caliente mas amoroso, te quiero!!